Un pintor astronauta cuya ambición y obsesión lo llevan a la perdición, este cortometraje titulado "Opiah" está creado por cuatro artistas que narran la historia de un pintor astronauta. Los estudiantes del programa de Animación 3D de la escuela produjeron esta película como proyecto de tercer año.

El cortometraje se destaca por tener un personaje principal, un conflicto interior, una representación del espacio exterior y un enfoque en el arte y la ambición.

La puesta en escena juega un papel crucial, ya que transforma una práctica común como la pintura de paisajes en algo sorprendente y original. Se ha utilizado una estética estilizada y se ha puesto especial cuidado en el diseño de los ambientes y los accesorios, recreando de manera detallada el estudio de un artista en una nave espacial.

Decoration

Un trabajo intenso en la iluminación

Además, se ha trabajado intensamente en la iluminación y el color para transmitir la presencia del sol y su calor a medida que el protagonista se acerca a él. El encuadre y la composición de los elementos son notablemente cuidados, lo que hace que la película sea un deleite visual.

El ritmo visual es variado a lo largo del cortometraje, acelerándose en determinadas secuencias para reflejar la creciente frustración del personaje principal, Archibald. La película también se destaca por sus movimientos de cámara, como panorámicas, inclinaciones, plataformas rodantes y grúas, que se utilizan para revelar elementos sorprendentes y transmitir los cambios emocionales del personaje.

Decoration

¿Qué hace que "Opiah" funcione tan bien?

Un guión creativo y original sobre el arte y la representación, abundantes sorpresas, fuertes conflictos y un enfoque en las posibles consecuencias de la ambición, el perfeccionismo y la obsesión. Estos elementos atraerán a un amplio público.