Gracias Horacio, de algo que sirvan las sesiones