Gracias Gracias:  32
Página 2 de 6 PrimerPrimer 123456 ÚltimoÚltimo
Resultados 16 al 30 de 90

Tema: Pequeñas historias

  1. #16
    Senil Member Avatar de pola
    Fecha de ingreso
    Dec 2007
    Ubicación
    una isla del Atlántico..
    Mensajes
    1,568

    Re: Pequeñas historias

    la foto que pusiste...
    me pareció el atajo de Nuevo Horizonte a Castillo...






    el absurdo banco del Km11
    de espaldas a la preciosa vista es mucho más reciente...
    digno de un lúcido y preclaro arquitecto...

    el camino a Corralejo...
    Miniaturas adjuntadas Miniaturas adjuntadas Pequeñas historias   -corralejo-1-8.jpg   Pequeñas historias   -corralejo-1-11.jpg  
    Última edición por pola; 11-07-2010 a las 20:41
    preparándome para los años 20...

  2. #17
    Senil Member Avatar de pola
    Fecha de ingreso
    Dec 2007
    Ubicación
    una isla del Atlántico..
    Mensajes
    1,568

    Re: Pequeñas historias

    Conclusiones.
    Capítulo 2. Mi casa


    todos los pueblos pequeños
    tienen un encanto muy especial....

    ... en todas las partes del mundo..
    preparándome para los años 20...

  3. #18
    Semoviente. Avatar de carleptos
    Fecha de ingreso
    Sep 2007
    Ubicación
    Valladolid
    Mensajes
    1,545

    Re: Pequeñas historias

    Hola de nuevo, pola.
    Me compré mi primera cámara reflex, la Zenit más barata, y después de revelar mi primer carrete, fue robada, lo cual acabó con mi experiencia fotográfica durante largo tiempo.

    Se quien me la robó, y no fue un majorero.
    Muy al contrario, perdí por dos veces mi carterita con documentación, tarjetas y un poco de dinero, y al día siguiente me entregaron todo en comisaría.
    Se podían dejar los coches abiertos sin ningún cuidado.

    Te mando una selección de las fotografías más interesantes que conservo.

    Las originales son bastante flojas, y he retocado con Gimp los niveles y el enfoque, pero en la de la carretera, no es que haya usado el filtro Iwarp, sinó que los trazos son una cabriola del pintor.

    Esa carretera, en aquel tiempo se acababa allí mismo y no llevaba a ninguna parte.
    Estaba entre el aeropuerto y Nuevo horizonte y no he visto indicios de ella en el Google Heart.

    No se si es normal ver el arco iris en Fuerteventura, pero yo pude capturar este.

    No recuerdo de que parte son las otras dos "marinas".

    Anímate a enviarnos la próxima entrega de tus recuerdos, o tus invenciones.
    Un saludo.
    Miniaturas adjuntadas Miniaturas adjuntadas Pequeñas historias   -fu.jpg   Pequeñas historias   -fue.jpg   Pequeñas historias   -fuer.jpg   Pequeñas historias   -fuertres.jpg  

    Aquí, tratando de dar la talla.

  4. #19
    Senil Member Avatar de pola
    Fecha de ingreso
    Dec 2007
    Ubicación
    una isla del Atlántico..
    Mensajes
    1,568

    Re: Pequeñas historias

    qué parte no entendió el operario?!
    en el centro y too recto...

    yo también he visto algún arco iris...

    la semana que viene voy pa'lla...
    qué ganitas de Sol y agua salada!

    aay, me queda.
    1 capitulín de Goreé,
    1 de Marruecos,
    1 de Génova y
    1 de Ibiza
    para terminar las micromemorias...
    ... los tengo en la cabeza...
    pero me da que necesitaré el berbiquí para sacarlos...
    Última edición por pola; 19-07-2010 a las 20:56
    preparándome para los años 20...

  5. #20
    Semoviente. Avatar de carleptos
    Fecha de ingreso
    Sep 2007
    Ubicación
    Valladolid
    Mensajes
    1,545

    Re: Pequeñas historias

    Anímate, si de aquí al sábado no veo la historia de Goreé, me entrometeré con un relato a pie de obra muy escatológico, y un tanto "Gore".
    Era un submundo muy rudo y varonil.
    Avisada estas.

    Mi colega Carlos, se va unos días a Casablanca. A ver que nos cuenta a la vuelta.

    Un abrazo.
    Aquí, tratando de dar la talla.

  6. #21
    Senil Member Avatar de pola
    Fecha de ingreso
    Dec 2007
    Ubicación
    una isla del Atlántico..
    Mensajes
    1,568

    Re: Pequeñas historias

    submundo rudo y varonil?
    .... ya huele a macho.
    cuenta, cuenta....
    preparándome para los años 20...

  7. #22
    Semoviente. Avatar de carleptos
    Fecha de ingreso
    Sep 2007
    Ubicación
    Valladolid
    Mensajes
    1,545

    Re: Pequeñas historias

    Hola, pola y demás potenciales "es-timados"clientes.
    Ya es sábado y se cumple el ultimatum que te dí, a manera de sacacorchos, aunque veo que no ha surtido efecto.

    De todas formas, ya estoy lanzado en la redacción de la pequeña historia con la que amenazaba.
    Ya tengo más de la mitad, y me queda el desenlace, para el que necesito documentarme un poquito.

    Hace poco leí en Internet que alguien había estudiado seriamente cuales son los factores más determinantes para la consecución de un Best seller.
    La conclusión más patente, fue, curiosamente, que debían aparecer culos en la historia.

    Yo no pretendo fabricar un Best seller, ni me he guiado por el resultado de esa investigación, sinó que la historia que yo viví en primera persona contuvo de alguna manera ese ingrediente.
    Estoy tratando de no caer en la ordinariez, y solo en muy contadas ocasiones introduzco alguna palabra malsonante o soez, sin utilizar la palabra culo, aunque se esconda entre bastidores.

    Me estoy divirtiendo un montón con este nuevo juguete que ha resultado ser la palabrería escrita.
    Cómo este es un foro de imagen, a continuación adjunto una pequeña obra gráfica, a modo de presentación; en realidad una parodía de afiche publicitario, que pongo ante su experta mirada para cualquier opinión que tengan a bien aportar.

    Aprovechen para cualquier crítica; pienso mantenerme de buen humor por lo menos hasta las ya próximas vacaciones.
    Miniaturas adjuntadas Miniaturas adjuntadas Pequeñas historias   -a-pie-de-obra-presenta.jpg  
    Aquí, tratando de dar la talla.

  8. #23
    Senior Member Avatar de pigo0019
    Fecha de ingreso
    May 2007
    Ubicación
    Mexico
    Mensajes
    2,616

    Re: Pequeñas historias

    Esta curioso este micro relato.
    -------------------------------------------------
    Todo lo que hagamos hoy tiene eco en la eternidad
    -------------------------------------------------

  9. #24
    No legisló Avatar de El Fiti
    Fecha de ingreso
    Dec 2004
    Ubicación
    Zaragotham, ciudad sin ley
    Mensajes
    3,817

    Re: Pequeñas historias

    Si buscas por el foro encontraras el culo de Pit
    ¡Ánimo, Mariano!

  10. #25
    Semoviente. Avatar de carleptos
    Fecha de ingreso
    Sep 2007
    Ubicación
    Valladolid
    Mensajes
    1,545

    Wink Re: Pequeñas historias

    Ustedes, los infógrafos, delineantes y arquitectos, cuando piensan en un proyecto, supongo que les viene a la cabeza una serie de curvas de nivel, cotas, tramas, texturas, o un cielo con nubes a integrar con la tierra.
    Yo tuve la suerte de conocer esta realidad a pié de obra, durante tres años y medio, y rara vez les he visto por allí. Bien reconocibles, planchados y peinados, pasaban raudos, en un gracil y mayestatico vuelo rasante.


    El ambiente que yo conocí, era particular. Hablamos de uno de los booms de la construcción (1988-1991)en Lanzarote y Fuerteventura, para los que había que reclutar mano de obra ya, generalmente de la península, porque la fuerza de trabajo de los lugareños, incluso la de Gran Canaria y Tenerife eran minoría, así cómo en la hostelería.


    El grueso de la tropa, lo constituían los gallegos, en gran parte de Pontevedra, quienes venían en grupos, y luego gente de cualquier procedencia: “el Mallorca”, “el Madriles”, “el Cadiz”, etc.
    De una curiosa manera, unos pocos eran nombrados cómo “señor tal”, “maestro tal”, incluso conocí a un “D. Pablo”, de quién fui cómplice y amigo; incluso llegué en un par de ocasiones a amenazar con que sería su sucesor para dejar descolocados a “un par de señores”. Pero eso pertenece a posteriores microrrelatos.


    La persona que se desplaza 2000 kilómetros para trabajar, suele venir acompañada de una decepción que olvidar, de una drogodependencia que intenta superar, una deuda, o quieren hacer dinero para volver pronto a casa y comprar otra vaca y un coche, y les era suficiente con el domingo por la tarde libre para telefonear a la familia. De estos últimos, se decía: “Ganan 100000, y envían a casa 110000”.
    El sector de maridos abandonados, estaba bien representado. Oí a uno de ellos lamentarse: “¡Me casé con ella solo porque estaba buena”!.


    Aunque hay alguna excepción, el nivel cultural y de buenas costumbres, es el que imaginan, existiendo casos de ausencia de educación y conductas cabales dignos de exponerse en una caseta de feria, (Entonces no existía Youtube.)


    Estabamos trabajando en un edificio de tres plantas en Corralejo, que contaba con unos cincuenta apartamentos, y formaba una manzana casi rectangular, con una gran zona común con piscina en su centro, dos portales de entrada en puntos opuestos y una amplia recepción en su fachada principal.


    Entre dos cuadrillas de montadores destajistas, nos repartimos la carpintería.
    Los carpinteros “montadores”, casi siempre somos los últimos en intervenir, lo que nos obliga a sortear y disimular la falta de previsión o de oficio de todos los que nos preceden.
    De los pocos a quien podíamos perjudicar en su trabajo, era a los pintores, oportunidad que aprovechamos en alguna ocasión, y de la misma manera debían precedernos a fin de reparar nuestros deslices.


    No siempre los demás oficios iban avanzando de la manera más conveniente y lógica para nosotros que siempre teníamos que adaptarnos a las circunstancias. A todo tipo de circunstancias.


    La logística más o menos natural de la obra, determinó que los fontaneros empezaran a colocar la “loza” en los retretes. Así empezaban a adornarse con lavabos, duchas y la pieza más importante: la taza, la cual, supongo que ustedes nombraran en sus planos como inodoro, utilizando un fino eufemismo, porque no siempre mantienen esa benéfica propiedad.


    En aquel proyecto, el arquitecto, acaso seducido por “la Santa Propiedad”,o tal vez sin presión ningúna, había tomado una decisión: los retretes serían todos interiores, y las ventanas irían en otros sitios más razonables, y más nobles, para cuyos huecos diseñaron una bonita carpintería lacada en blanco, con contraventanas de “persiana mallorquina” muy acertada y útil.


    La colocación de la loza, no pasó desapercibida a los ojos de de los trabajadores, y alguno de ellos, no se en que número, pero sospecho que más de uno, dejaron volar su inventiva, aunque el vuelo resultó bastante rastrero y desmedido.
    Sucedió, que en las tazas empezaron a plasmarse algunos grafitis, en los que se repetía incansable el mismo icono: “cagonto”.


    Aún siendo una cuestión secundaria, hago notar, cómo era previsible, el desconocimiento de las reglas de ortografía y sintaxis del autor, o sociedad particular de autores. Yo lo traduzco cómo: “Me cago en todo.”
    Pero al fin y al cabo, el cariz artístico experimental de la obra, nos pudiera forzar a tomarlo cómo una licencia poética, que puede otorgar gran prestigio, cómo el conseguido por el publicista que giró la “e” de la marca “Amena” noventa grados en el eje “Z”. Punto y aparte.


    Yo contemplaba estupefacto la repetición de esta revolucionaria protesta contra los cimientos culturales, esperando que algún responsable del “stablischment”, decidiera sofocar esa hiperactividad deconstructivo-creativa que socavaba su respetabilidad, el honor de Occidente y que pudiera haber repugnado sobremanera a cualquier hipotético visitante con categoría de arquitecto, o ingeniero técnico superior.


    Al no detectar por mí parte movimientos de delator, inquisidor, o fiscal alguno ante tan notoria y aromatica manera de innovar artisticamente, supuse que todos estaban de su lado, que estaban iniciando un plan para dar la vuelta a la tortilla, abriendo las puertas a la libertad sin trabas ni miramientos, que acabaría inevitablemente en una gran cama redonda mundial, con sexo, estimulantes y coprofagia, y comencé a sentirme cómo un reaccionario, sin gusto y desfasado.
    Hasta llegué a imaginar mi cuerpo desnudo y manoseado, colgado de una palmera.


    Aquellos graffitis, al paso de los días y las semanas iban adquiriendo vehemencia, hasta tal punto que su insolencia me hizo temer y esto lo digo en serio, la eclosión de un nuevo paradigma estético que acabaría con nuestro despreocupado y cómodo modo de vida.


    Por supuesto, la obra estaba dotada según la normativa, de unos servicios higiénicos con duchas y sistema evacuatorio, que aunque espartanos, nunca me defraudaron y admitían sin problemas lo que yo podía darles.


    Inevitablemente, llegó el momento de revestir aquellos huecos así contaminados, con las piezas producidas por la fabrica, nuestra casa madre proveedora de puertas prácticamente acabadas, y de sus herrajes y tornillería.


    Endurecido por la perra obra, apretando los dientes, con el material ya repartido, la pequeña maquinaria a punto y comprobada la llegada de corriente eléctrica, comencé el “tour” por tan particular museo.


    No es cuestión de explicar los pormenores de la colocación de una puerta de baño.
    Baste decir que en ciertas fases, es inevitable entrar dentro y cerrar la puerta para revisar las holguras y otros indicios, así cómo para colocar las jambas interiores, estas muy entretenidas, pues normalmente, el maestro albañil se deja llevar por el precio del metro cuadrado y rodea los huecos con cemento y baldosines que alcanzan diferentes grosores a medida que va subiendo hacia el techo, espacio que yo debía rellenar con artísticos listones, que debían dar la sensación de que todo había ido según lo previsto por el arquitecto.


    La corriente eléctrica, y el agua corriente, se conectaban mucho después, por lo que era complicado ver con la puerta cerrada, cosa que conseguíamos con una lampara portátil, cuyo cable no permitía cerrar del todo, o con una linterna.


    He buscado el significado de la palabra retrete, comprobando que según la fuente puede variar su significado y procedencia, del provenzal o del catalan “retret” del siglo XV, significando “retraído”, o “cuarto pequeño e íntimo”.
    O del francés “retreta”, “retirada”.
    Incluso recuerdo haber leído hace años que este cuartito se utilizó cómo lugar de oración.


    Nada evitó que llegara el momento del clímax, a puerta cerrada, con aquella realidad tan condensada y omnipresente, tan indesdeñable y subrayada, cómo empalagosa.
    El colapso de los sentidos que experimentaba,me transportaba a un estado delirante, que convertía todo lo percibido por mí hasta ese momento, en leves sensaciones.


    Eso me llevó al delirio, o alucinación que me parecía realidad hasta que volvía a respirar aire exterior de nuevo.
    Los fuertes vientos alísios, no encontraban el camino de aliviar mi pesada carga, y al contrario, no cesaban de producir portazos por toda la obra retrasando nuestro trabajo y disminuyendo nuestra ganancia.


    ¿De que manera se plasmaban las ensoñaciones?.
    En forma de visitas de personalidades célebres de los que había tenido noticia en alguna ocasión, y habían llegado a adquirir importancia en mi subconsciente.


    El primero en aparecer, más fiel y persistente, fue San Francisco de Asis.
    Vestía con prendas de trabajo de tosca arpillera, calzaba unas “cholas”( sandalias de goma con una única tira sobre el empeine) y estaba rodeado de un aura que le iluminaba notoriamente, pero no iluminaba en absoluto la estancia, y con el tiempo llegó a ser un pesado.


    Hermano montador, -me decía,- no hallaras en obra alguna uno más vil, más inútil ni mayor pecador que yo, y no habiendo hallado sobre la tierra criatura más vil para llevar a cabo la obra maravillosa que se propone Dios, me ha escogido a mí para confundir la nobleza y la grandeza y el poder y la belleza y la sabiduría del mundo....


    El mismo Sócrates acertó a pasar, por allí.
    Calzaba unas “cholas”( sandalias de goma con una única tira sobre el empeine
    Yo tenía alguna referencia sobre lo que cuentan de su vida, ya que su sistema de enseñanza era oral y no dejó nada escrito.
    Me llamó mucho la atención que este hombre tuvo la costumbre de pararse a pensar de repente y en cualquier sitio y permanecer así durante unos minutos.


    En mi caso, sus escasas visitas fueron cortas y me decía, tapandose la nariz con su sabana encenefada:
    “Aún sigo buscando cosa por cosa, si esta es buena o mala, pero aquí no hay quien a pensar se detenga,y no es necesario; pues aquí la verdad es inmediata y revelada sin necesidad del intelecto.
    Por primera vez en mi existencia, la verdad me repugna.
    Antes prefiero volver a tomar la cicuta”.
    Inmediatamente, corrió escaleras abajo, dejando atrás las “cholas”.


    A Heinrich Böll, el autor de “Opiniones de un payaso”, le llamó la atención aquel ambiente, y se mostró interesado en justificar de algún modo aquella situación.
    El arte, para el era sobretodo innovación, experimentación sin prejuicios y lejanía con los ambientes católicos.
    Yo le toleraba, porque tampoco me estorbaba en mi labor, y cruzamos algunas opiniones.
    Para convencerme, o hacerme dudar, antes de irse me soltó su frasecita:


    “Lo más penoso me parece que son las películas artísticas. Los films artísticos los realizan, las más de las veces personas que por un cuadro no le hubieran dado a Van Gogh ni siquiera un paquete de tabaco entero, sino medio nada más, y aún después se habrían arrepentido, al darse cuenta de que bastaba el tabaco para una pipa...
    ...Un artista vivo que no tiene cigarrillos, que no puede comprar zapatos para su mujer, carece de interés para los productores cinematográficos, porque tres generaciones de charlatanes no les han confirmado aún que es un genio.”


    El “valeroso soldado Schweijk”, creado por Varoslaw Hasek, vino a importunarme.
    Se bajó el pantalón, para mostrarme la cicatriz de su nalga, por la que le dieron la medalla del valor.
    Ante sus actitudes idiotas, y el sabotaje que hacía de mi trabajo, hasta el mismo San francisco se enfadó, y entre los dos logramos echarle a patadas.


    Experimenté docenas de presencias y aquello era un sinvivir., y no quiero superar los limites de la pequeña historia, así que tiraré el render final sin más rodeos.


    Cuando el autor de los graffitis consiguió esparcir su mensaje por todos los inodoros, decidió poner su broche de oro.
    Un lunes por la mañana, comprobamos la renovada creatividad de aquel genio; ya que quedó claro que este acto lo realizó una sola persona.
    Vimos con asombro que en la recién pintada piscina, bien centrado y visible, descansaba fresco y displicente el que fue el último objeto importado e integrado en la escena.El último graffiti.


    Sorprendentemente, el Jefe de Obra esta vez si que se enfadó, y lanzó sus indignados ecos que rebotaron por toda la construcción, acompañando su queja con disparatados aspavientos de los brazos, y cómo era costumbre, con un par de copitas del desayuno.


    Yo ya tenía la explicación a mi misterio y zozobra existencial:
    Solo se trataba de la falta de visión de las proporciones y escalas y de profesionalidad de aquel dirigente. Y del exceso de alcohol.
    Mi cosmos volvió al equilibrio, cobré unas nóminas que no he vuelto a igualar aún, y el mundo volvió a su normal desenvolvimiento.


    Me lo confirmó el hecho de que Sadam Hussein decidiera invadir Kuwait.
    Miniaturas adjuntadas Miniaturas adjuntadas Pequeñas historias   -a-pie-sinelo..jpg   Pequeñas historias   -a-pie..jpg   Pequeñas historias   -apie-de-grua.jpg  
    Aquí, tratando de dar la talla.

  11. #26
    Semoviente. Avatar de carleptos
    Fecha de ingreso
    Sep 2007
    Ubicación
    Valladolid
    Mensajes
    1,545

    Re: Pequeñas historias

    Venía bebiendo ha largo rato en la venta del Mimo, de obligado paso para la corte, buscando motivo y figurantes para mi “tratado simbólico del por llegar”, cuando la logística entró hasta mi linde un sirviente de medía edad, con ropajes de aderezo funcionarial.


    La ventera, de nombre Pilluca, aún reconociéndole cómo galan de paso, atendiole con premura y esmero, al punto que al momento ya estaba bebiendo y provisto de recado de fumar.


    Tenía un misterio aquel ambito, porque la tertulia allí nacía inevitable y de forma natural.
    De allí me surtía yo de buen material para mis negociados, y la sed y la soledad me los atraía.


    A presentación, aquel sirviente expúsome su cargo de cochero oficial, y su procedencia, que resultó sevillana.
    Así cómo de su nombre y apellido, que vino a ser Ramiro Sanchez, pariente lejano de “Parra Sanchez”, director de la Real Fabrica de Lunares de Sevilla.


    Dile noticia sobre la valios?sima agua diamantina que tomaba, y de los esfuerzos habidos por jóvenes vírgenes, propicios para su precisa maceración y exactas trasiegas, que a la postre, invocaban la locuacidad y el compañerismo entre desiguales.


    Al tomar confianza, declaró con orgullo que venía cargando un importante hidalgo, famoso escritor y domeñador de enseñas, y siguió adelante hasta desvelar su nombre: Esteban Bente, quien ordeñaba el favor de la Corte con su afamada maravilla.
    Amas, declaró que esperaba del ciertas ventajas y un pronto y cómodo retiro.


    Al punto, no supe endulzar la boca y mi gesto se contrajo:
    ¿¡Pero cómo no he de encolerizarme ante tamaño revés!?- Le asusté.-
    Ningún apellido podía ser más áspero a mi lúcida razón.-


    Apenas le dije tal cosa, que las facciones se le pararon y por cómo salto hacia el sur, hubo de tomarme por un desarreglado, o un matón sangriento.


    Bien conoce tu amo-le vociferé-, por mis artes y tratados, que mantengo su contraria a esgalla, motivo por el que me atesora rencor, y en cierto sospecha, que a corto tiempo hemos de echarnos el aliento en alaridos cuerpo a cuerpo.


    ¡Oh no, mi amigo Sanchez!. -templé al forastero- La pendencia no cabe en este momento.
    Excuso mi enervadura, ya me sosiego, y ruégole haga lo mesmo.


    Pedile a Pilluca otro trago, a mi cargo, y ya tranquilo y ahorrado, Sanchez reiterose a mi acercamiento, y reaposentó sus nalgas en mi aledaña banqueta.


    Amigo Sanchez,-proseguí-, hagamos motivo común en lo cualo el culmen de la fama, a las más de las veces no es sinó obra de torcidos intereses, mientras los honrados colaboranntes, aún versados y esforzados, nos roemos el alma en la sombra de la furtiva y esquiva fortuna.


    Es duda mía cómo ha conseguido tu señor el marchamo de hidalguía, y tengo para mí que todos los esos cargos que ostenta, no los alcanzara en un mundo natural de justicia ni que cayeran maduros de los árboles, que así no emprendiera nada, y le fueran arrebatados por cualquier lechuguino, o hasta por iletrados mamertos., o el más modesto de los zurupetos.


    No ha ser difícil demostrar su invalía. En mayores misterios he salido airoso.
    Tú señor, es más versado en sandez que en literatura, y cuanto más lo pretenda, más caso sería moverme a la risa con sus desgarbos y revervos de poca monta.


    Veo que me sigues, amigo, pero aún no he sonado su desmedida injuria universal.
    ¿Acaso no le guía la cerrazón de poner en todos los balcones y ventas la misma enseña?.
    ¿No es rancio y descabellado su propósito de mandar retirar todas las otrasí
    ¿No convienes en que es de natural parecer que cada cual luzca en su pecho la que quiera y en su casa la que se le antoje?.


    Ningún domeñador de enseñas osó acariciar siquiera tamaña necedad, ni aún el traidor Trapaza quién ante un ultraje mucho menor, desapareció el cargo y huyó al reino de Dinamarca, y tuvo que rebajarse a contable del Pesaje Real de Abonos.


    Ante tan bien entonado discurso, en el que, bien me acompañaba con alardes de mis manos, bien daba tono de sonrisa y camaradería, el sirviente ya sin sed, convino en avenirse a mis razones, y dijome desta manera:


    Grandemente me has hablado, que no viera en Sevilla, ni en mi ordinario cargar de Señores, locuacidad tan atinada. Tenía para mí, que el mi Señor, muchos donaires me aseguraba, más yo siempre zozobré de simples promesas de superior.


    Pues tengo para mí que más vale nómina contante y cobrante que disparatadas ofrendas futuras.
    Y que no es de fiar quien no ajunta con buen grado y cortesía a quien le transporta, impide su extravío y no pide más que buenas compañías.


    Y el colmo, la ruina y olvido de mis enseñas y portablasones, lucidos con humildad y honradez por mi familia sin hallar hasta ahora quien los mancillara.


    Díjele yo al punto.
    Grande entendimiento me demuestras, y en viendo tu fino olfato, aquí te tengo unos negocios, para tu provecho y el desprecio que haremos a tu Inquisidor D. Esteban.


    Veredes: yo recién llegué de Venezuela a comprar unos terrenos.


    Pero antes, encargaré a Pilluca otra agua diamantina.


    .
    Aquí, tratando de dar la talla.

  12. #27
    Senil Member Avatar de pola
    Fecha de ingreso
    Dec 2007
    Ubicación
    una isla del Atlántico..
    Mensajes
    1,568

    Re: Pequeñas historias

    gracias, carleptos
    por darle vidilla al hilo...




    había estado atesorando mis recuerdos
    ... y ahora me siento como el comerciante aquel
    que se dejó embaucar por uno que le pagaba en monedas de oro
    muchísimas monedas de oro
    que guardaba en una cajita

    cuando el embaucador se fue...
    abrió la caja...
    estaba llena de hojas de árboles
    ... y se dio cuenta de había estado alucinando...
    Miniaturas adjuntadas Miniaturas adjuntadas Pequeñas historias   -color-psychology-yellow-leaves.jpg  
    Última edición por pola; 17-09-2010 a las 03:06
    preparándome para los años 20...

  13. #28
    Semoviente. Avatar de carleptos
    Fecha de ingreso
    Sep 2007
    Ubicación
    Valladolid
    Mensajes
    1,545

    Re: Pequeñas historias

    A veces pasa que nuestras vivencias, tan aplastantes mientras suceden, se quedan en pequeñas anécdotas al recordarlas unos años después.
    Para eso están los escritores, para exagerarlas, robarlas, o inventarlas.

    A veces nos sentimos estafados por la vida, como si se tratara de un negocio piramidal destinado a crecer hasta alcanzar la merecida felicidad, que se nos escapa resbalando entre las arrugas.
    Pero hasta nuestras más marcadas arrugas, algún día pasaran a ser anécdotas intrascendentes y anónimas.

    Un beso pola, espero que entre las hojas aparezca alguna moneda, aunque sea de plata.
    Aquí, tratando de dar la talla.

  14. #29
    Senil Member Avatar de pola
    Fecha de ingreso
    Dec 2007
    Ubicación
    una isla del Atlántico..
    Mensajes
    1,568

    Re: Pequeñas historias

    no lo digo porque fueran malas experiencias...
    ni mucho menos, al contrario...
    pero les daba un valor excesivo
    por lo de la antigüedad...
    pero me di cuenta, al escribirlos,
    que recuerdos más recientes
    tienen exactamente el mismo valor...

    ... debe ser porque
    estoy en pleno procesorrr
    reestructuración,
    revalorización
    y reeducación ji, ji...

    ... y estoy viendo las cosas
    desde otro punto de vista
    .... quizá la serenidad de la edad...

    Última edición por pola; 17-09-2010 a las 23:08
    preparándome para los años 20...

  15. #30
    soy un emigrante Avatar de Pit [reloaded]
    Fecha de ingreso
    Jun 2005
    Ubicación
    viendo bob esponja
    Mensajes
    16,804

    Re: Pequeñas historias

    el lunes pasado, mi hija empezó el colegio

    su primer día de colegio

    yo esta semana he tenido unas entregas de curro... he ido de medio lado todo los días, apenas sin dormir

    mi mujer trabajando

    y lógicamente, yo me he ocupado de la niña, y la he llevado al colegio durante su período de adaptación (de 11:15 a 12:45)

    pues eso, el lunes fue su primer día de colegio en el colegio público Tirso de Molina...

    como hay obras en el cercano colegio Placido Domingo, los nenes del Placido los tienen provisionalmente en el Tirso, en unos barracones, hasta que acaben sus obras... les dejan allí los críos los padres, y se los llevan a donde carajo les den las clases...

    total, que yo llego el lunes con la niña... y con hora y medía de tiempo para ir a un estudio a pegarme conn unos arquitectos y volver pitando a recogerla... y claro, apenas había dormido...

    y no sé que cojones hago que le doy la niña a los del Placido Domingo en lugar de a su profesora del Tirso

    y allí estuvo, mi niña, en su primer día de colegio, en el colegio equivocado, en la clase equivocada, y con una profesora que no era la suya... y los primeros niños que conoció en el colegio, no volvera a verlos nunca porque no eran sus compañeros

    el primer día de colegio de mi niña, y me equivoco de colegio

    yo no sé cómo ha salido tan lista la cría con lo merluzo que es su padre



    menos mal que la cria es es descaro pesonificado y se lo pasó bomba igualmente
    Última edición por Pit [reloaded]; 18-09-2010 a las 09:48

Página 2 de 6 PrimerPrimer 123456 ÚltimoÚltimo

Temas similares

  1. Historias para no dormir renderizado
    Por JOHNFROST en el foro Render, Iluminación y Cámaras
    Respuestas: 10
    Último mensaje: 06-11-2011, 02:04
  2. Mis pequeñas cosas en 3D
    Por nazariopilar en el foro Esta es mi página...
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 19-10-2008, 19:30
  3. Chascarrillos e historias de ligoteo varias
    Por acortes en el foro Todo menos Infografía
    Respuestas: 49
    Último mensaje: 22-06-2008, 16:37
  4. Sobre derechos de autor y historias cortas de escritores famosos
    Por exavi en el foro Discusiones generales
    Respuestas: 2
    Último mensaje: 02-08-2005, 12:13
  5. Historias urbanas o de campo
    Por Askelmar en el foro Todo menos Infografía
    Respuestas: 40
    Último mensaje: 02-03-2004, 05:07

Actualmente estos son sus permisos de publicación en el foro.

  • -No puedes crear nuevos temas al no estar registrado o no haber iniciado sesión en el foro.
  • -No puedes responder temas al no estar registrado o no haber iniciado sesión en el foro.
  • -No puedes subir archivos adjuntos al no estar registrado o no haber iniciado sesión en el foro.
  • -No puedes editar tus mensajes al no estar registrado o no haber iniciado sesión en el foro.
  •