Las mías:

A finales de la presente década tendremos el primer contacto oficial con alienígenas. Por casualidades cosmológicas, estos tendrán apariencia de pene gigante. Los gobiernos y las religiones entraran en franco desprestigio cuando se vean, todas ellas, obligadas a fotografiarse y grabarse dandoles abrazos a nuestros visitantes.

A principios de la próxima decada, la raza humana habrá desaparecido por una virulenta variante de la gonorrea. El último testimonio que quedará de nuestra especie será "¡Ahora que por fin había terminado DC, joder!