Yo pienso que si la persona hubiese estado herida la forma de ver el asunto habría sido diferente. Esta era una situación en la que no tenías nada que hacer, y tu cerebro lo recibía así, por lo que creo que se justifica ese querer escapar de ese espectaculo en el que no puedes ayudar a nadie.
Quien quiere estar en una situación así.
Qué alivias, o a quien alivias, a nada o a nadie, no hay solución, simplemente eso. Lo único que funcionan en momentos así son los instintos.