jajaja ¡qué bueno!
Magníficas las expresiones. Qué simple pero qué efectivo... y qué viciososss!