Géminis trata de un asesino a sueldo interpretado por Will Smith, esta es una de esas películas palomiteras y taquilleras, bueno lo de la taquilla con los cines cerrados no lo sé, a lo que vamos, el protagonista es un asesino a sueldo que piensa que ya es hora de jubilarse, se siente cansado, pero no le van a dejar, han creado un clon suyo al que le han encomendado la misión de matar a su yo real. Y claro está, el clon es más fuerte, más veloz, no está cansado de la vida y además es más guapo.

Quitando lo del clon, el resto os suena mucho ¿verdad? la sinopsis es bastante concurrida ya, lo de asesino a sueldo redimido está muy visto, pero por contra podemos ver acción a raudales y efectos visuales sin fin, además aprovechando las más últimas tecnologías, el doble virtual de Will Smith está muy logrado, lo vais a ver en el video.

Los efectos visuales corren a cargo de Weta Digital, otro mastodonte del tema, no hay efecto VFX que no sean capaces de hacer, la compañía se involucra en el proyecto por petición de los productores, la premisa era conseguir un humano digital más que convincente, el encargo se realizó hace dos años, por lo que la tecnología evidentemente no estaba tan avanzada como a fecha de hoy, pero se pusieron manos a la obra, con decisión a conseguir si no el mejor, uno de los mejores resultados del cine en humano virtual, no bastaba solo con recrear la cabeza, tenía que ser de cuerpo entero y en movimiento, que pudiera recrear la acción allí donde fuera necesario sin perder ni pizca de credibilidad.

Es evidente que para conseguir estos resultado han trabajado muy duro, hay nombres propios cuando hablamos de efectos visuales que se repiten en películas solo de gran calado VFX, en esta convergen algunos de ellos, no diré cuales son por no menospreciar a otros que también aportan gran talento allí donde trabajan.

Esta es una de esas producciones que cuestan mucho dinero, ya no solo por el elenco de actores de primera fila, ni por la desmedida implementación de efectos visuales (VFX), además de eso, también las especificaciones técnicas son impresionantes, grabado a 4K, con 120 frames por segundo y con estéreo nativo, sin duda han tirado la casa por la ventana, eso sí, como decía antes, si se puede ver en el cine, va a ser taquillera.

La película goza de una nitidez como pocas veces hayamos visto en el cine cuando hablamos de mostrar efectos visuales, decir que lo primero que sorprende es la falta de desenfoque que tape o ayude a dar credibilidad a las escenas, y eso grabando a 120 frames por segundo es brutal, eso sí, seguro que el departamento de postproducción no está tan contento, ya que mientras en una filmación normal cada segundo de grabación que haya que retocar son 24 frames, en esta cada segundo son 120 frames, el trabajo de postproducción se multiplica por cinco.

Seguimos con una cantidad inmensa de frames a la hora de renderizar, aquí la planificación es de vital importancia, ya que cualquier retraso puede alargar el estreno de la película como hemos visto en otros casos.

Para recrear el doble virtual de Will Smith se utilizó la técnica de escanear fotografías de alta resolución, fotografías actuales y pasadas, ya que el clon es más joven que su yo real.

Para conseguir un aspecto realista, se necesita tener una piel realista, sin duda, en este caso el proceso que han seguido es pintar mapas definiendo la densidad de los dos subtipos de melanina que definen el color de la piel, en los mapas se han definido también la cantidad de pigmentos para cada punto de piel, incluyendo el detalle de la absorción de pigmentos, todo esto combinado con la piel y la sangre estándar da un tono muy exhaustivo de la piel. Este tipo de trabajos cuestan de hacer, pero es lo que diferencia una piel realista de una piel plastificada.

Otros detalles buscando la perfección, para mí muy importante a la hora de ver un humano digital creíble, es trabajar en los ojos, hay renders donde los ojos son increíblemente realistas, pero son imágenes estáticas, en movimiento ya no tanto, pero aquí se han esmerado de lo lindo, lo primero es tener material adecuado al realismo que se quiera conseguir, tanto para la coroides como para el iris y la esclerótica, a partir de ahí se hacen fotografías de alta resolución de la parte más externa, ojos y párpados de la persona concreta, hay que tener en cuenta que los ojos reales no son redondos como los de las muñecas si no que, no es una esfera, están un poco curvados y así hay que reflejarlos, es ideal tener la forma real para recrear de forma real. El siguiente paso es conectar las sombras con los párpados, y estos con zonas que podríamos llamar más blandas, como el globo ocular y los extremos exteriores del ojo.

Otro aspecto fundamental es una buena iluminación, trabajar con las herramientas adecuadas y capturar esos perfiles de espectro para componer distintas configuraciones, normalmente estamos acostumbrados a ver este tipo de trabajos con 12 configuraciones de luces, en este caso, dado el alto número de frames por segundo, la nitidez conseguida, la calidad que se buscaba y todo a 4K, se tenían que hacer 24 configuraciones de luces distintas.

Está claro que cuando se quiere buscar la perfección a la hora de humanos digitales, se tiene que trabajar mucho, podrían haber realizado una película más estándar, y con buenos actores como es el caso y efectos visuales (VFX) digamos más estándar, hubieran echo caja igual, pero han preferido ir un paso más allá en la consecución del realismo y eso es lo que marca la diferencia entre innovar y hacer más de lo mismo.

Dejo algunas capturas donde se pueden ver parte de los efectos que comentamos, además del trailer.





-geminis-vfx-1a.jpg -geminis-vfx-1b.jpg

-geminis-vfx-2a.jpg -geminis-vfx-2b.jpg

-geminis-vfx-3a.jpg -geminis-vfx-3b.jpg

-geminis-vfx-4a.jpg -geminis-vfx-4b.jpg

-geminis-vfx-5a.jpg -geminis-vfx-5b.jpg

A disfrutar de la película amigos.