James Cameron a la conquista de China-a_la_conquista_de_china.png
James Cameron ha afirmado que busca coproducir películas en China. Sin embargo, el director no se olvida de la tan controvertida censura cinematográfica que se lleva a cabo en el país por lo que ha comentado que tendría que sopesar éstas y otras restricciones antes de tomar ninguna decisión.

Hollywood ha empezado a prestar una gran atención a China, a pesar de los problemas de piratería y control gubernamental, lo que refleja que la clase medía china invierte cada vez más en los cines y menos en piratería.

Sin ir más lejos, la próxima película de Iron Man, se coproducira con China gracias a un acuerdo entre Disney, Marvel Studios y DMG Entertainment.

Disney también ha dicho que trabajaría con el Ministerio de Cultura chino y Tencent Holdings para promover el sector de la animación en China. Mientras, Dreamworks Animation aseguraba en febrero que crearía un estudio en Shanghai como parte de una empresa conjunta con algunas grandes compañías de medios chinas.

"Todos estamos estudiando muy seriamente la posibilidad de una coproducción. La pregunta es, ¿qué nos exige eso en términos de configurar el mercado para China?, y ¿qué beneficios económicos obtendremos?", dijo Cameron a Reuters en una entrevista en Pekín.

"Si funciona, y así lo queremos realmente, me parece que podría resultar muy ventajoso para la comunidad cinematográfica china, porque si hacemos una película como Avatar, rodada enteramente en un estudio, no venimos aquí por los escenarios", añadió Cameron.

"Traeríamos una infraestructura para hacer la producción virtual, la fotografía en 3D y eso, lo que creo que supondría un intercambio de tecnología positivo para la comunidad de realizadores", señaló el director.

CENSURA

No obstante, Cameron dijo que tendría que considerar asuntos como la censura en un país que aún sigue teniendo normas estrictas sobre lo que se puede y no se puede ver en pantalla. De hecho, el regreso de Titanic a la gran pantalla -esta vez en 3D-, ha estado envuelto por la censura en el país asiatico. Y es que las escenas en las que Kate Winslet aparece desnuda han sido eliminadas para evitar tocamientos entre el público.

"Todo eso hay que tratarlo abiertamente. Aquí esta el guión, esto es lo que vamos a hacer, y si hay algún problema con eso entonces tengo que decidir si creativamente me voy a acomodar o si voy a pasar", añadió James.

"Estoy aquí para explorar la idea de una coproducción, descubrir las restricciones que se deben solventar, las líneas maestras que hay que seguir y buscar los incentivos económicos, y el peso de todo ello", declaró el realizador.

Avatar, el taquíllazo de Cameron sobre una raza alienígena, fue la película que más recaudó en China en 2010, consiguiendo 540 millones de yuanes -57,75 millones de euros- en sólo 15 días. Aunque suponen un pequeño porcentaje de las películas proyectadas, las producciones de Hollywood supusieron un 44 por ciento de los 10.000 millones de yuanes recaudados este año.

"Creo que cualquier restricción que no sea estrictamente provocada por el mercado es innecesaria. Creo que los chinos votaran con sus carteras qué es lo que quieren ver", comentó el director.

CAMERON Y EL 3D

Cameron se ha destacado como uno de los empresarios de moda de Hollywood gracias a la tecnología 3D que creó para Avatar, la película más taquíllera de la historia con una recaudación mundial de 2.800 millones de dólares.

Pero cuando le preguntaron si el público podría llegar a disfrutar de las 3D sin algún tipo de gafas, Cameron dijo que era posible que eso nunca sucediese.

"En el cine, es algo que puede llegar en 10 años o no llegar nunca, porque estamos hablando de cientos de ángulos de visión distintos. Ahora mismo no hay ninguna tecnología que pueda solventar eso, que hayamos visto", afirmó.

"Sin embargo, ¿cómo de grande es realmente el problema? La gente no tiene inconveniente en llevar gafas de sol todo el día... ¿Por qué llevar gafas es un problema? No lo es. De lo que la gente realmente se queja es de los bajos niveles de iluminación. Tu película parece bonita y brillante hasta que te pones las gafas y se oscurece", sentenció.