Anuncio televisivo de Supernova, donde van a romper unas cuantas naranjas para publicitar una marca de bebidas refrescantes.