Proyecto de colaboración realizado para la marca Tine Milk, el anuncio ha sido concebido y diseñado por Animasjonsdepartementet, desarrollado por The Mill y dirigido por Marit Bjørgen, esquiador de fondo, el protagonista del anuncio se encuentra con una serie de obstaculos mortales, como avalanchas, lobos y trolls. El vídeo está basado en un cuento Noruego, con toques modernos.

Para la creación del spot se ha utilizado Cinema 4D, Flash y After Effects, combinando animación tradicional a mano y 3D, todo un reto técnico y experimentando distintas técnicas de animación, desarrollando un estilo visual a lo largo del proyecto.