El proyecto fue publicado en Kickstarter, lugar en Internet donde las empresas buscan financiación privada, y tuvo muy buena acogida, recaudando el doble de lo que esperaban.

La primera versión de las Space Glasses es un tanto más voluminosa que la última, ideal para que los desarrolladores pongan manos a la obra. Éste modelo necesita estar conectado físicamente a un ordenador para poder funcionar, pues no lleva batería ni procesadores gráficos incorporados.

Pero la segunda versión es mucho más ligera. Según indica una publicación del MIT Technology Review -en base a las declaraciones de algunos miembros del equipo-, incluira tanto una batería como procesadores gráficos y centrales, así como algunos cambios en el software.

En esencia, las Space Glasses funcionan mediante la construcción de un modelo 3D del mundo a medida que caminas, utilizando un algoritmo que Meta ha creado para rastrear superficies planas en tiempo real. De acuerdo a lo difundido por el MIT, Meta promete una serie de actividades interactivas, como esculpir virtualmente e imprimir un florero en 3D, o jugar una partida de ajedrez virtual con un amigo.

EL DATO
El gadget cuenta con un par de pantallas TFT LCD, una cámara RGB y una cámara de infrarrojos, un sensor con acelerómetro, giroscopio y compas.