jam, no me puedo portar bien, me lo prohíbe mi religión.