A veces es mejor dejar que la imagen te diga qué quiere contar. Incluso tu escena puede contar "la escena que no tiene nada que contar". O que sea una captura del instante justo antes de que ocurra la acción central que ibas a contar.

Lagolierosss...