En los barrios pobres del futuro, los adictos a la Realidad Virtual satisfacen sus impulsos violentos en el enfrentamiento online. Un jugador experto descubre que la línea que separa él juego de la realidad está empezando a desvanecerse, la realidad virtual para mí, es la única realidad. Recuerdo cuando lo probé por primera vez, pensé, nunca voy a volver a estar aburrido, ahora puedo ser yo mismo. Frases cómo está son las que podemos escuchar en el siguiente corto, un llamamiento hacia dónde va y hasta dónde puede llegar la realidad virtual en algunas personas, eso es lo que hace este cortometraje, explorar los próximos riesgos a los que podemos estar sometidos, escrito y dirigido por Federico Heller.
.