Corto de animación que explica una encantadora historia basado en el malentendido entre Stanley y su vieja pero apreciada nevera de 1950 llamada Chillie, un triste acontecimiento sumerge a Chillie en un torbellino de confusión emocional, y como resultado, se escapa.



Realizado por Susan Yung, Esther Parobeque y Emily Buchanan.