Gran noticia para la animación, la industria 3D en general y por supuesto para la comunidad de usuarios y gente interesada en Blender:
Ton Rosendal, el creador de Blender, ha recibido el premio Ub Iwerks al logro técnico en la 46ª entrega de los premios Annie Awards en el Royce Hall de UCLA en Los Ángeles, USA, este 2 de febrero de 2019.
https://www.youtube.com/watch?v=BXBHwaIzCrI.
.

Traducción al castellano del presentador:
.
Hace 25 años el desarrollador de software holandés, Ton Rosendal, comenzó a crear un conjunto de herramientas 3D de uso interno que luego se conocería como Blender.
Tuvo un comienzo difícil y desde el principio los derechos del software serían adquiridos y, finalmente, discontinuados por inversores externos.
Irónicamente, el fracaso en el mercado destinó a Blender a algo mucho más interesante. Con años de desarrollo encerrados y dirigiéndose hacia la oscuridad la gran comunidad de usuarios se unió para recuperarla y liberarla. En un movimiento impresionantemente adelantado a su tiempo, a través de una campaña de financiación colectiva, recolectó € 100.000, con los que compró los derechos y relanzó el programa bajo la Licencia Pública General (GPL) de GNU, para siempre.
Gracias al trabajo de miles de colaboradores individuales, el software de código abierto de Blender ha continuado expandiéndose y mejorando. Cubre todo el proceso de animación CG, incluido el modelado, el rigging, la animación, simulaciones, renderizado, composición y motion tracking. Y sigue sirviendo a su comunidad de una manera inspiradora, democrática e igualitaria ofreciendo a los estudios profesionales y creadores aficionados la misma oportunidad de participar en este increíble medio.
Echemos un vistazo a algunos de los trabajos que la comunidad de Blender ha creado en las últimas dos décadas.
Es un honor para mí estar aquí está noche y presentar el premio Ub Iwerks al logro técnico a Ton Rosendal por el software de código abierto Blender.
.
Traducción al castellano de Ton recibiendo el premio:.
Hola a todos, muchas gracias por este increíble premio. Soy Ton Rosendal. Soy el creador original de Blender, presidente de la Fundación Blender, Director del Instituto Blender, productor en el Blender Animation Studio, y para los usuarios soy el "DBPS", o Dictador Benevolente Por Siempre. Para la Industria soy el CEO de Blender y mis amigos simplemente me llaman Ton.
Así que sí, tengo muchos roles diferentes. No es una crisis de identidad, pero así es como evolucionó todo.
De hecho, ni siquiera pensé que terminaría con un proyecto de código abierto de 3D y con un premio Annie en mis manos cuando empecé Blender hace 25 años.
Fue a fines de los años '90 cuando visité por primera vez a los Estados Unidos, presentando a Blender en un pequeño puesto en la feria Siggraph, aquí en Los Ángeles. Mirando a los titanes de la industria. Las personas que hicieron “Terminator”, “Toy Story”, “Jurassic Park”. Y aquí estába yo con este diminuto programa qué escribí para uso interno en un estudio de animación gráfica en una ciudad mediana de Holanda. ¡No era nadie. Así que sí que estaba nervioso, y se me sorprendió con esta cálida bienvenida. Y la industria, en realidad, no es tan amenazante o arrogante o codicioso o pura maldad. No me refiero a los estudios o los productores, me refiero a la gente detrás de escena: los artistas, los desarrolladores, que hacen las animaciones y los gráficos por computadora. Aquellos de los que recibí interés genuino, cumplidos reales y, lo mejor de todo, reconocimiento.
Porque todos comenzamos igual. Como pequeños “nadies” trabajando duro para volvernos habilidosos y creadores -más o menos éxitosos- de películas y software.
Y aquí está a lo que todo se reduce para mí, mi motivación central, es pura pasión por el tema de los gráficos por ordenador en 3D y la animación. Es la magia de ser un hechicero y el creador de tu propio universo. Siempre fue sobre eso. No tanto sobre las herramientas sino sobre lo que haces con ellas como creador.
Y por esa razón, si miran a todos mis roles, soy como la mascota más feliz en el negocio, rodeado de talento, de pasión y, especialmente, de personas a quienes les gusta hacer lo que yo más amo: construir cosas que nadie ha hecho antes y, en el proceso, inventar nuevas formas de administrar y financiar todo; hacer películas y crear software de código abierto y combinar todo eso en un negocio éxitoso.
Estaré ocupado en 2019, así que, gracias a ASIFA por hacer que este año comience con una esta bomba.