La verdad es que ver estas cosas motiva, pero es lo dicho: hay que pencar, a dibujar se aprende dibujando, currando y currando.
El nivel adquirido ya depende de las ganas, el talento base y el tiempo invertido (el que lo pueda invertir, jeje).