Te endeudes o no, merezca la pena o no, no demores el empezar/seguir por tu cuenta en casa. No seas como esa gente que dice 'no, que el año que viene me voy a aprender inglés a Londres durante 2 meses'... y durante todo ese tiempo que están esperando el viaje no mueven ni un dedo por aprender inglés. ¡Así no, señores!